Estilo De Vida Minimalista | Ciclos y Minimalismo
16022
single,single-post,postid-16022,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-theme-ver-7.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
tumblr_nprdb37bfa1sqetwgo1_500

06 Ene Ciclos y Minimalismo

Al vivir una experiencia aprendemos cosas al respecto, luego la experiencia pasa y nos quedan esas herramientas para nuestra vida. Es la forma natural en que nos vamos “construyendo”. Aprendiendo de nuestro entorno y moldeándonos.

La Gestalt le llama Ciclos de la Experiencia, y se da uno tras otro a lo largo de nuestra vida. Es un tema bastante amplio pero trato de resumirlo para poder continuar con la idea.

Puede suceder, que al enfrentar alguna experiencia, por el motivo que sea, no logramos aprender lo que necesitábamos, y el ciclo no llega a cerrarse. Esto quiere decir que al abrirse el próximo ciclo, se hace sobre el anterior repitiéndose. Yo lo veo como un enganche, se queda anclado en la experiencia y se repite una y otra vez en diferentes escenarios.

Cuando un ciclo no es concluído, nos “enganchamos” y se repite hasta que pueda cerrarse. Esto puede tardar años o incluso la vida entera.

He observado como algunas personas que están “enganchadas” se apoyan en cosas materiales para intentar cerrar ciclos. Como si el hecho de adquirir algo material pudiera “hablar” por ellos.

Personas que le otorgan un valor muy grande a cosas fuera de ellas, ¿será porque tal vez no consideran que ese valor esté dentro de ellas mismas?

No digo que sea malo otorgarle valor sentimental a las cosas, pero considero que es importante revisar primero si nos otorgamos valor a nosotros mismos. Ya que resulta muy fácil ignorar lo intangible, y refugiarnos en cosas, títulos, experiencias… pero que si están vacíos, no poseen valor alguno.

Lo digo porque he observado en mí misma, que conforme voy sanando partes en mí, las cosas de afuera van perdiendo el significado que tenían. Dejo de verlas como necesidades para ver que en realidad fueron dependencias.

Lo aprendido no va a desaparecer porque no haya algo material que lo represente, así como quienes somos no se va a disminuir si disminuímos lo que nos rodea, ni nuestros viajes serán menos si no traemos recuerdos de cada lugar en el que hemos estado.

Encuentro más valor en un espacio en el cual podamos crear, que en uno que está lleno… completo. Por esta razón me gusta el espacio: para moverme, para relajarme, para vivir. Me genera una sensación de libertad y fomenta mi creatividad.

Actualmente es muy fácil ignorar el valor intangible de un aprendizaje o conocimientos, por lo que buscamos “cosas” que le otorguen valor a la experiencia, en lugar de valorarla por sí misma. Estamos condicionados a darle más valor a aquello que podemos ver, tocar, medir y cuantificar.

Vivimos en un mundo consumista, que se alimenta de esto y hace fortuna con nuestras inseguridades.

Otro factor muy grande en todo esto son las apariencias y la competencia con los otros. Queremos tener tanto o más que el vecino, incluso sin preguntarnos si es algo que necesitamos o queremos en nuestras vidas. Compramos cosas sin motivo, sólo porque creemos que las necesitamos, y una vez que las tenemos, nos sentimos vacíos.

Aprende a escucharte, a confiar en ti mismo y en la luz que emanas. No necesitas de nada externo para presentarte ante los demás. Aprende a escuchar esa voz interna sobre lo que quieres para tu vida.

No está mal comprar cosas, o atribuírles valor a las posesiones. Lo negativo es transferirles tu valor a las cosas, o comprar para buscar afuera lo que ya brilla dentro tuyo.

Debemos aprender a confiar en nosotros mismos, y soltar el resto. Aprender a vivir con sentido y propósito, sin la necesidad de que nuestras cosas hablen por nosotros, encontrar voz propia. Esa es la verdadera libertad.

Piensa en la vida que quieres vivir, y empieza a hacer los cambios necesarios para vivirla. Te darás cuenta en el camino (o antes) que las cosas materiales no te llevarán donde quieres estar.

Suelta todo aquello que te pesa, porque te atrasa!

“El pájaro no teme que la rama se rompa, porque su confianza no está puesta en la rama, sino en sus alas”


Este mes se cumple un año desde la primera entrada en este blog. Ha sido un año de mucho aprendizaje y quiero tomarme unos minutos para agradecerte por ser parte.

Aprovecho y te comparto los artículos más visitados en el 2016

¿Qué es Minimalismo?

21 Cosas que Urgen Depurar en tu Vida (Que No Son Cosas)

Minimalismo en la Cocina

Si no quieres perderte ningún nuevo artículo, suscríbete.

Sin Comentarios

Publique un Comentario