Estilo De Vida Minimalista | Pasó Navidad y ahora qué?
16001
single,single-post,postid-16001,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-theme-ver-7.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
presents

27 Dic Pasó Navidad y ahora qué?

Y así de rápido pasó la Navidad! Y en la mayoría de los casos deja una estela de regalos a su paso.

Algo que me llevó al Minimalismo y con lo que me cuesta mucho lidiar, es la inconsciencia con que se compra y se vive. Pareciera que cada cosa que se adquiere no debería ser tratada, sino despedazada, porque casi todo puede reponerse de forma casi inmediata. Y con esta mentalidad nos llenamos de cosas, sin responsabilizarnos por la forma en que fue creada o la contaminación que deja a su paso.

Es por esto que en esta época, mantener el estilo de vida minismalista es todo un reto! Y con esto en mente, les comparto mis técnicas para sobrevivir las fiestas sin retroceder en los progresos minimalistas del año.

Durante todo el año, suelo hacer esfuerzos por sacar cosas y cosas de mi casa, y sería fácil ver los regalos que me dan, como una amenaza a mi espacio desatiborrado. Pero es justamente acá donde entra mi primera recomendación.

Agradecimiento!

Vivimos en una sociedad en la que dar regalos, especialmente en estas fechas, es una norma. Y si bien como minimalistas procuramos repensar estas tradiciones, es importante tener en mente que, difícilmente, todas las personas de nuestro entorno van a pensar igual a nosotros con respecto a estos temas.

Cada regalo representa tiempo y dinero invertido en hacernos felices. No olvides ser agradecido, no sólo de palabra, sino sentirlo verdaderamente. Agradecer el gesto.

El Minimalismo no significa tener pocas cosas, significa entender el valor de lo que tenemos y mantener aquello que usamos o nos inspira.

Cada cosa que entre a nuestras vidas, aunque sea por un período corto de tiempo, debería ser motivo de agradecimiento. Debería ser tratado de forma cuidadosa y amorosa, y una vez que haya cumplido su ciclo en nuestra vida, no debería terminar en la basura (a menos de que lo amerite). Procuremos donar o reciclar todo aquello que salga de nuestras vidas.

Piensa que la o las personas que te regalaron algo esta Navidad, lo hicieron con cariño. Mi primera recomendación es esa justamente, recíbelo con cariño.

Sustituye

El que recibas con agradecimiento un regalo, no quiere decir que sacrificas tu estilo de vida, pero para esto es importante que sustituyas.

Pon cada uno de los regalos sobre tu cama, no los guardes todavía. Toma el primero entre tus manos y piensa en sus funciones. Si ya tienes algo que cumpla con estas mismas funciones, es hora de sacarlo y compararlos. Escoge el que mejor se adapte a tus necesidades y el otro puedes donarlo, reciclarlo o desecharlo, dependiendo de su estado.

Si se trata de ropa, pruébatela, asegúrate que sea algo que te guste y sea de tu talla. De no ser así, puedes hablar con quien te lo regaló para averiguar si existe la posibilidad de cambiarlo por algo que sea de tu talla o estilo.

Con niños en la casa

Los y las niñas suelen ser imanes para los regalos. Aprovecha para enseñarles sobre el agradecimiento al mismo tiempo que les enseñas sobre el Minimalismo.

Si son pequeños puedes convertirlo en un juego.

Pones cada uno de los regalos sobre la cama y les dices que hay que encontrarles un lugar en su vida. Y sigues los mismos pasos de arriba para sustituir cada uno de los regalos por juguetes o prendas que ya tenían.

Procura que la decisión sea de ellos. La mejor forma de que mantengan un estilo de vida es que lo apropien, y no que sea por imposición. Dales la opción de elegir en un marco seguro, es decir, dale tu las opciones, así te aseguras que elegirán algo viable.

Por ejemplo, le regalaron un abrigo y ya tiene otro. Sostienes los dos abrigos y lo dejas elegir sobre cuál prefiere conservar. Así te aseguras de que mantenga las cosas que necesita sin tener duplicados.

Con niños es muy importante que antes de empezar conozcan los límites o reglas que tienes. Aunque ya las sepan es bueno recordarlas con ellos. No sólo para este caso, sino en los diferentes eventos en sus vidas. Te ahorrarás dolores de cabeza y para ellos representa seguridad.

De la misma forma en que nos esforzamos para que las cosas no dominen nuestras vidas, no permitas que el “no tener cosas” domine tu vida tampoco. Disfruta de cada momento, y aprovecha estos retos para repensar y repensarte.

De corazón espero que estés disfrutando de esta época tan hermosa. Que recuerdes que lo importante es la unión con las personas importantes en tu vida  y en el lazo que los unen.

Bendiciones y Felices Fiestas!!

2 Comentarios

Publique un Comentario