Estilo De Vida Minimalista | Regalos y Minimalismo
16165
single,single-post,postid-16165,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-theme-ver-7.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
intro

03 Nov Regalos y Minimalismo

Hace algún tiempo escribí el artículo “8 Consejos para Comprar como Minimalista“, el cual es una guía bastante clara sobre los parámetros que utilizo a la hora de comprar algo para mí o la casa. Se acerca Navidad, y con ella una pregunta muy frecuente entre quienes llevamos un estilo de vida minimalista: ¿Qué le regalo a mi familia o amigos no minimalistas? ¿Les compro algo o no?

Me parece que este es un tema muy personal, y que no deberías sentirte presionado ni obligado a hacer una cosa ni la otra. Sino escucharte a ti mismo y definir si es algo que te nace hacer o no. Hoy te vengo a compartir mi punto de vista sobre este asunto y cómo lo manejo yo. ¿Qué hago en el cumpleaños de mi mamá por ejemplo? o ¿cómo manejo temporadas como Navidad, bodas, cumpleaños?

Entre más nos adentramos en el estilo de vida minimalista, más vamos desarrollando un desagrado hacia cosas que no necesitamos o que no adoremos. Esto hace que muchas veces comprar sea difícil, y mucho más aún dar y recibir regalos.

Muchas veces quedo con la sensación de que es un compromiso y no un gusto. Pero es importante recordar que en la cultura en la que vivimos es normal dar y recibir regalos en fechas especiales, es incluso una muestra de cariño.  Con esto no quiero decir que vayas a comprar cosas como si no hubiera un mañana, regales indiscriminadamente y olvides el estilo de vida que has elegido. Pero desde la forma en que yo lo veo, es importante mantener un balance.

RECIBIR REGALOS

Es difícil tratar de mantener un estilo de vida minimalista, especialmente al principio. Hay tantas cosas de las que te quieres deshacer y cuando ya no las tienes, aprecias enormemente el espacio libre, tanto en tu casa como en tu cabeza. Por este motivo el recibir regalos suele ser un momento incómodo, ya que uno desea ser agradecido, pero por otro lado, no quieres más cosas!

En este aspecto he tratado de ser honesta con las personas cercanas a mí. Quienes suelen darme regalos saben que llevo un estilo de vida minimalista y que frecuentemente regalo cosas que no estoy usando o que no me gusten mucho.

Esto ha generado que cuando se acercan fechas como cumpleaños o Navidad, tenemos conversaciones de las cosas que nos hacen falta o nos gustaría.

Por ejemplo, este año el regalo que queremos Altán (mi esposo) y yo es este mapa. Nos gusta mucho viajar, pero no nos gusta traer recuerdos de cada lugar al que vamos. Este mapa, no nos quita espacio, ya que lo podemos guindar en una pared y cada viaje que hacemos queda registrado de una forma muy práctica y artística. A pesar de que es algo que no necesitamos, nos encantó y en ese sentido va a aportar positivamente a nuestras vidas. Incluso ya tenemos en mente un desafío personal, puedes leer más al respecto aquí.

Esta es la forma en que evitamos que nos regalen cosas que realmente no necesitamos o que no vamos a usar.Pero ¿qué hacer cuando ya te han dado el regalo?

Cuando recibimos un regalo, primero lo agradecemos mucho, ya que sabemos que viene desde la mejor intensión de quien lo entrega. Una vez que ya la persona que nos lo dio se ha ido, analizamos si es algo que necesitamos o si nos encanta y aporta. Si no cumple con estos parámetros, lo regalamos a alguien más. Si se trata de algo costoso, hablamos con la persona que nos lo dio y le decimos abiertamente que no es algo que vayamos a usar y preferimos devolverlo.

Al principio es difícil para algunas personas, especialmente si no entienden sobre el Minimalismo, pero considero que es mejor ser honesta y abierta al respecto.

DAR REGALOS

La idea de dar cosas sólo por darlas nunca me ha gustado mucho. Probablemente preferiría nunca regalar nada, pero con las personas más cercanas a mí, disfruto la sensación de dar. Así que procuro dar regalos en las fechas especiales pero manteniendo ciertos lineamientos, para no terminar sintiéndome mal por dar algo sin sentido o propósito.

Estos son los pasos que sigo:

  • Definir un presupuesto

Antes de pensar en qué dar, lo primero que hago es definir cuánto dinero puedo y quiero invertir en el regalo. A veces nos dejamos llevar por una idea y nos termina sacando de balance.

En mi caso, cada mes hago un presupuesto de cada gasto y hasta no estar todos los gastos básicos cubiertos, no pienso en salidas o regalos. Esto hace más sencillo a la hora de buscar el regalo, ya que vas con la mente clara sobre cuánto es el máximo que vas a gastar.

Acá puedes leer más sobre el Minimalismo y las Finanzas.

  • Date tiempo

No compres lo primero que veas, procura hacerlo con tiempo para que puedas encontrar la mejor opción. Busca diferentes alternativas, procura apoyar el mercado local, pero tampoco descartes pedir algo por internet, para esto necesitarás tiempo.

Yo suelo empezar a buscar regalo por lo menos un mes antes de la fecha, para que en caso de que opte por mandar a pedir algo, tener suficiente tiempo para recibirlo antes de la actividad.

  • Pensar en la persona

Siento que la parte afectiva del regalo viene desde el momento en que nos sentamos a pensar en qué cosas o actividades le gustan a esa persona. Eso hará la diferencia entre un buen regalo y uno más del montón. Y te sentirás muy bien contigo mismo una vez que lo hayas entregado.

Recuerda que el Minimalismo no se trata de no tener cosas, sino de tener aquello que necesitas o que te inspira a ser mejor persona. Tomando esto en cuenta, piensa en la persona y en sus gustos, sus sueños, sus dificultades.

Tal vez le encanta un grupo en especial y el mejor regalo sería entradas para verlo tocar. Puede ser cualquier tipo de entradas: al teatro, a un parque de diversiones, o lo que sepas que le encanta.

Otra idea puede ser clases de algo. Si a la persona que le quieres hacer un regalo le encantaría aprender a cocinar por ejemplo, puedes regalarle clases de cocina (en algún lugar especializados o si sabes hacerlo bien, puedes enseñarle tu). O tiene dificultades en algún idioma por ejemplo, que le impide progresar en su trabajo o en sus metas personales, pudes regalarle las clases en algún instituto o algo por el estilo.

Puede ser un mapa como el que queremos Altán y yo, o una bicicleta como quiere mi hija. Si sabes que su computadora o celular están fallando, puedes regalarle uno nuevo.

Hace un tiempo visité a mi abuelita y se le había quebrado el dispensador de jabón, como se acercaba Navidad, fui a varios lugares hasta que encontré uno que fuera de acuerdo a los colores de su baño. Es un pequeño detalle, pero iba cargado de cariño y muy de acuerdo a las necesidades del momento.

Puede ser cualquier cosa, desde lo más pequeño hasta lo más grande. Lo importante es que sea algo que sepas que la persona va a apreciar. Incluso puedes preguntarle directamente ¿qué cosas está necesitando o le gustaría que le regalaran?

  • Escucha

No esperes a que llegue un cumpleaños o Navidad para empezar a pensar en qué regalar. Si en algún momento la persona te comenta que le gusta algo, o sueña con determinada cosa o evento, toma nota!

Literalmente si es necesario. Puedes agregarlo en una lista. En nuestro caso, tenemos una lista con los cumpleaños de las personas más allegadas. Si en algún momento nos comentan que sueñan con alguna experiencia o quieren algún artículo, lo agregamos a la lista y esto nos ayuda a la hora de elegir el regalo.

  • Pensar en ti

Toma en cuenta tus habilidades. Una bella opción que va cargada de mucho cariño son los regalos que puedes hacer tu mismo.

En mi caso hago coronas de flores, así que cuando me invitan a un Baby Shower y se trata de una niña, me gusta darme el tiempo y hacer una corona o prensas de flores. Siento que van cargadas de cariño y sé que no encontrará otra igual en ninguna parte.

Tal vez tengas habilidad en la cocina, y una buena idea sea regalar un queque o galletas, incluso puedes regalar un cupón válido para una cena o un picnic en un lugar que ambos disfruten mucho.

Canva es una aplicación en la que puedes hacer todo tipo de imágenes, cupones, invitaciones, lo que se te ocurra. Tiene varias opciones gratis y quedan hermosas y originales.

Si tocas algún instrumento podrías regalar un concierto especial con la música que le gusta a esa persona, o escribirle un poema o cuento corto en el que la persona sea el personaje principal, también puede ser un dibujo.

Dar un regalo no te hará consumista, de la misma forma en que no darlo no te hará minimalista. Es la conciencia que pongas detrás de tus actos lo que hablarán de ti como persona. En relación a los regalos y a todo lo demás en tu vida.

Y tu ¿qué tipo de regalos das? o ¿qué te gusta que te regalen?

 

Sin Comentarios

Publique un Comentario