Estilo De Vida Minimalista | Cumpliendo sueños
15948
single,single-post,postid-15948,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,boxed,,qode-theme-ver-7.9,wpb-js-composer js-comp-ver-4.9.1,vc_responsive
stepping_stones

04 Oct Cumpliendo sueños

La idea de llevar un estilo de vida minimalista, va mucho más allá de cuántas cosas tengas en tu armario. Un estilo de vida minimalista se refiere a una vida ligera y con propósito. Cuando tenemos las cosas claras, no dan vueltas miles de veces en nuestra cabeza, no se atiborran, por el contrario, te dan paz mental y fuerza.

Desde la más tierna infancia se nos instruye sobre la vida que debemos llevar, los sueños que debemos soñar e incluso los posibles fracasos en los que podremos incidir. Se nos inculcan con el propósito de darnos un Norte, y aunque pueden ser instrucciones muy valiosas, en algunos casos pueden llegar a atarnos.

Cada un@ de nosotros tiene sus sueños, algunos los gritamos a los 7 mares mientras otros los mantenemos bajo la cama, cubiertos de miedos, inseguridades y excusas. Pues llegó la hora de sacarlos y revisarlos.

No sé si te pasa, pero suelo ser mi peor crítica y por mucho tiempo esto me paralizaba a la hora de siquiera intentar revisar algunos de mis sueños. Lo que me ayudó con esto es entender de dónde viene esta crítica o resistencia al cambio.

El lado izquierdo de nuestro cerebro se encarga de protegernos, de alertarnos de peligros potenciales, mientras el lado derecho de nuestro cerebro es el creativo, desde ahí imaginamos. Cuando imaginamos algo que se sale de nuestra zona de comfort, nuestro lado izquierdo suele desalentarnos con el fin de protegernos, ya que son situaciones nuevas para las que no puede predecir posibles escenarios.

Esto quiere decir que nuestro cerebro está diseñado de tal forma en la que se “ajusta” a las circunstancias en las que vivimos, y aprende a reaccionar en base a ellas. Esto se da aunque esas circunstancias no sean las mejores para nosotros, por lo que se va a resistir a cambiarlas.

Entendiendo esto, podemos ver el “miedo” de forma diferente. No dejes que el crítico dentro tuyo se burle de tus sueños o los deje escondidos debajo de la cama. Es hora de sacarlos y desempolvarlos.

Sólo hay 3 pasos entre tu y tus sueños:

  • Pon tus sueños en papel

Permítete soñar, pero da un paso más. Puedes hacer una lista sobre eso que deseas en tu vida, o si lo prefieres un dibujo o collage. La idea es que quede plasmado, te sorprenderás de todo lo que hay dentro tuyo y que no te habías animado a reconocer.

No te dejes desanimar, recuerda de dónde vienen esos miedos y siéntete libre de plasmar cada uno de tus sueños. No sueñes los sueños de nadie más que los tuyos.

Yo siempre soñé con ayudar a otros, tener tiempo para mí misma, una relación de pareja estable y amorosa, una familia unida, conocer el mundo, vivir en otra cultura… Puede ser tan amplio o específico como quieras. Puede ser un puesto de trabajo específico, alguna ciudad a la que desees mudarte, un viaje, tu casa propia… Lo que quieras.

  • Cree en ti mism@

Cada uno de nosotros tenemos diferentes cualidades. Y un mismo sueño para dos personas, puede tener caminos completamente diferentes. Celebra y explota tus cualidades, porque ellas son las que te ayudarán a hacer tu propio camino hacia tus sueños.

Realiza una lista enumerando tus cualidades. Y si deseas ir un paso más allá, puedes enumerar tus debilidades también, eso sí, al lado de cada una de ellas escribe una acción que harás para fortalecer esta área de tu vida.

Recuerda que no importa en qué posición estemos en la vida. Siempre hay espacio para cambiar, pero el cambio no viene de afuera, el cambio lo haces dentro, y lo haces real a través de la acción. Por eso es tan importante saber tus sueños, porque son los que te dan la dirección. Sin ellos, lo único que estás haciendo es adentrándote más y más en ese mismo lugar donde estás parado, o peor, son pasos que das en una dirección que no te interesa.

  • Empieza a actuar

Cada día siéntate frente a tu dibujo, lista o collage de sueños, y realiza una acción que te acerque a tus objetivos. No tiene que ser nada extraordinario, puede ser tan reservado o ambicioso como quieras.

Cada uno de esos sueños requiere que des ciertos pasos en la dirección correcta para alcanzarlos. Si tu sueño es vivir en otra ciudad por ejemplo, lee al respecto, infórmate, averiguar qué se necesita para vivir ahí, enlista los requerimientos, averigua sobre el clima, idioma y cualquier otra cosa que te ayude a realizar eso que desees. Enumera los pasos que debes dar para hacerlo realidad.

Cada día un paso, eso es todo. No vas a cambiar toda tu vida en un día, pero en un día puedes decidir cambiar toda tu vida.

Empieza hoy!

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar”

Antonio Machado

6 Comentarios

Publique un Comentario